¡Comenzamos un nuevo blog!


16 Apr
16Apr

¡Mis muy queridos y estimados lectores de Formación con Luis María!

¡En el día de hoy queremos darles una muy buena noticia! 

La noticia es lo que indica el título de esta entrada: Comenzamos un NUEVO blog de formación.

Y este nuevo blog lo vamos a anexar a éste (en la parte superior del inicio, al lado de "blog" con el nombre "NUTRICIÓN"), ya que no se va a tratar de asuntos genéricamente distintos. Yo diría que es un complemento a la formación que solemos hacer aquí, y pienso que completa la noción de "integral" que desde un principio le quise dar como impronta.

Paso a explicar y a presentar el asunto:

Bien sabemos, por la formación que recibimos en este mismo blog, que el ser humano es un ser COMPUESTO. Y la composición del hombre es fundamentalmente la binaria de materia y forma, o cuerpo y alma. Por tanto, cuando con la inteligencia nos formamos, podemos incluir en ese mismo ejercicio, lo que haga referencia al otro componente de nuestro ser, que es el CUERPO.

Los artículos que vayamos ofreciendo a nuestros pacientes lectores no van a tratar sobre medicina o sobre la anatomía del cuerpo de los hijos de Adán. No es que nos hemos volcado a la formación enciclopédica de este increíble fenómeno que es nuestro cuerpo. Para eso tienen muchos mejores formadores que yo, y que ya han escrito demasiado en los libros a lo largo de todos los siglos. Pensemos desde Hipócrates hasta el último y desconocido estudioso del ser humano en lo que toca a su materialidad.

Por el contrario, nosotros queremos decididamente ofrecer a nuestros amigos un material que quizás no esté tan al alcance, siempre de manera simple y clara, manteniendo nuestro estilo, y que pueda por lo tanto serles de utilidad.

Procuramos mantener nuestro Templo del Espíritu Santo lo más limpio y sano posible, para agradecerle y honrarlo como es debido.

Alguno me recordará que "no solo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios"...

Yo le recordaría que también el hombre habita en un Templo mientras vive en este mundo, y que al menos por respeto, no se debe olvidar de cuidarlo.

El quinto mandamiento también nos lo ordena: no matarás. Y como a lo grave se llega se a poco, es muy justo que no solo no lo matemos, sino que procuremos cuidarlo como digno Templo que es del Espíritu Santo cuando estamos en gracia.

Dios mismo tomó un cuerpo... Y lo honró. Se trata del Sacratísimo Cuerpo de Cristo.

Que este nuevo emprendimiento sirva y aproveche a muchas personas a hacer un buen uso de la creación de Dios, empezando con la propia.

¡Dios los bendiga!

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.